El Taller de Aplicaciones para las Aulas del Futuro: Miradas para repensar la inclusión genuina de tecnologías.

Autoría de esta publicación

La inclusión de TIC en prácticas educativas, nos invita a volver a pensar nuevos y viejos interrogantes pedagógicos y didácticos. Nos invita a mirar nuevamente nuestros contextos de práctica, nuestros desafíos como docentes y la manera de utilizar tecnología al momento de diseñar prácticas educativas que las incluyan con sentido.

En la experiencia que entre nosotros, y con cariño, denominamos el “Taller de Apps”, tenemos como propósito partir del abordaje de aplicaciones digitales considerando las Aulas del Futuro como contexto de uso. Para ello, en el PENT hemos elaborado una serie de características que estas aulas deberían tener y hemos construido un recorrido metodológico a partir del trabajo con aplicaciones en línea que se integren a las propuestas didácticas y que, a su vez, fortalezcan habilidades cognitivas que muchas veces suelen invisibilizarse:

- El trabajo con múltiples formatos
- Los relatos y las narraciones digitales
- La colaboración
- El compartir y publicar producciones en la web

Todas estas características, son interpeladas por un docente, autor y compositor de sus clases, de sus recursos, de sus materiales didácticos y por un estudiante que se encuentra “en tarea”, haciendo, creando y resignificando su propia práctica de aprendizaje. Un estudiante productor de conocimiento y un docente autor y compositor.

Las aplicaciones en línea en el marco de este taller, son nuestra puerta de entrada para comenzar a indagar estos procesos y centrar nuestra mirada en diferentes aspectos.

Miradas hacia los formatos múltiples

Organizado en cuatro  paradas, con actividades vivenciales y en línea, sumando reflexiones e intercambios entre colegas, en primer lugar abordamos el trabajo con múltiples formatos y las implicancias que supone para los docentes y para los estudiantes. Estamos proponiendo nuevas maneras de pensar las secuencias didácticas y nuevos entramados para pensar entornos enriquecidos para el aprendizaje.

Se trata entonces de concebir a la tecnología como territorio. Como señalan Schwartzman, Tarasow y Trech (2013) “(...) la tecnología ya no es un puente a través del cual se transmiten contenidos, sino que se transforma en un territorio donde ocurre el aprendizaje, las interacciones y no la mera transmisión de información.” Entendemos que los entornos y aplicaciones configuran espacios digitales donde circulan los contenidos, se producen las interacciones y transcurren los procesos educativos. Siguiendo este mismo planteo, qué se elige producir va de la mano con qué deseamos que ocurra en términos de interacciones.

En este territorio, centrar la mirada hacia los múltiples formatos, implica pensar a las aplicaciones como espacios en los cuales es posible producir, diseñar y compartir contenido con formatos diversos: texto, imagen, imagen en movimiento, audiovisual, animaciones, audio, hipertexto, hipervínculo a otros recursos de la web.

Asimismo, es posible pensarlas como espacios compartidos para la creación, la expresión y el juego. Plataformas para compartir contenido, crear entornos de trabajo, realizar nuevas e inéditas producciones a partir de múltiples modos semióticos de estructurar la información. 

Miradas hacia las narraciones y relatos digitales

Las narraciones y los relatos, tienen el poder de transformar y transformarnos, de invitar a los alumnos a ingresar en nuevos mundos. Jerome Bruner en su libro La educación puerta de la cultura (1997) plantea con gran claridad en qué medida la narración es, ante todo, una forma de pensamiento y una expresión de la visión del mundo de una cultura determinada. El taller de apps, se convierte entonces en un espacio para experimentar, discutir y reflexionar acerca de la manera de instalar condiciones apropiadas en nuestras clases para diseñar relatos digitales para y junto a nuestros estudiantes. Se trata entonces de abrir puertas al contenido vehiculizando nuestras ideas a partir de narraciones digitales. “Es a través de nuestras propias narraciones como principalmente construimos una versión de nosotros mismos en el mundo, y es a través de esas narraciones como una cultura ofrece modelos de identidad y acción a sus miembros. La apreciación de la relevancia de la narración no viene de una disciplina en particular, sino de la confluencia de muchas: literarias, socio-antropológicas, lingüísticas, históricas, psicológicas, incluso computacionales.” (1997: 15)

Estamos invitándolos, en una segunda parada, a pensar en nuevas maneras de construir relatos en las clases y a la vez diseñar nuevos formatos para contar las cosas. Estamos convencidos de que no hay una única manera de narrar y, por el contrario, se trata de una invitación a crear nuevas formas para hacerlo.

Como hemos dicho en párrafos anteriores, estamos pensando en todo momento en un docente que compone sus relatos, sus secuencias didácticas, haciendo foco ahora, en nuevas maneras de narrar. Se trata de un docente que trae a sus clases otras voces y diseña nuevos relatos con el objetivo de desarrollar habilidades críticas y creativas en los estudiantes. Hablamos de un docente “compositor” pero también vamos a hablar de un docente que remixa y que se posiciona como curador de contenidos. 

Miradas sobre la colaboración

Continuando con nuestra construcción sobre las Aulas del Futuro, nos interesa explorar las posibilidades que tenemos para generar aulas colaborativas. Es decir, aulas donde nuestras propuestas de enseñanza promueven que los estudiantes aporten sus conocimientos y habilidades para resolver juntos una situación problemática determinada. Estamos hablando de aulas que propicien el aprendizaje colaborativo, reconociendo que la irrupción de las aplicaciones en línea ha impactado de manera directa en esta dimensión de trabajo. Es por eso nos encontramos con:
- Aplicaciones que promueven la colaboración a partir de interfaces diseñadas para la escritura colaborativa, o la producción colaborativa en diferentes formatos.
- Aplicaciones que dinamizan las comunicaciones al interior de los equipos promoviendo el intercambio de ideas y acompañando los procesos de toma de decisiones.
- Aplicaciones que invitan a retroalimentar las producciones de otros, generando un ida y vuelta que enriquece el proceso de trabajo.

Entonces, en la tercera parada del recorrido por el Taller de Apps, nos interesa explorar las posibilidades que tenemos para generar aulas donde nuestros estudiantes puedan generar intercambios, realizar aportes, escuchar receptivamente a sus pares, y poder tomar lo que es valioso para el cumplimiento del objetivo común. Negociar sentidos al interior del grupo, hacer valer la opinión propia y aceptar la del grupo. Construir entre todos, resolver en equipo.

Al respecto, David Perkins (2010) en su libro El aprendizaje pleno, plantea la relevancia de “aprender del equipo” aludiendo al valor de promover el trabajo entre compañeros.  Camilloni, A. (2010) destaca el rol activo y la centralidad que asumen los estudiantes en el trabajo en grupos, lo cual crea como consecuencia condiciones que alientan el aprendizaje profundo.  Se trata de operaciones cognitivas que se desarrollan en la interacción con otros y que difícilmente pueden desarrollarse en actividades realizadas en forma individual. 

Miradas sobre lo que se publica y comparte

Finalizando el recorrido, nos proponemos mirar una función en particular: la de la comunicación entre lo que sucede en las aulas y los actores que están “fuera” de la misma, haciendo foco en las diferentes maneras de articular el adentro y el afuera de nuestras clases.

Publicar contenido en la web y trabajar con aplicaciones en línea que permiten interacciones múltiples y variadas, impacta en las dinámicas de las clases y, en consecuencia, a veces propone lógicas diferentes al trabajo escolar invitando a los docentes a re-pensar nuevos y viejos interrogantes en torno a la producción de contenidos en el marco de la clase.

Estamos planteando una interrelación constante entre el adentro y el afuera del aula. En este sentido, Carina Lion, presenta la idea de aula porosa y sostiene que “Existe mucha información que los jóvenes traen, y hay que aprovecharla. Lo que no podemos hacer es cerrar el aula. Cuanto más nos cerramos, más nos perdemos de ver que se puede construir un aula distinta, extendida, porosa”. (Nota publicada en el diario Clarín el 25/3/2013)

Estamos construyendo una mirada sobre las aulas, pensándolas flexibles y porosas, aulas que interactúan con el afuera de manera permanente, que se constituyen a partir de un fluir constante de sus producciones que salen del espacio áulico, se nutren a partir de la circulación en la web y regresan al entorno de las aulas como insumo enriquecido de trabajo. Entonces, cuando la posibilidad de producir y publicar contenido en la web es una cuestión de las aulas y los docentes, debemos identificar los desafíos que esto genera a la vez que los dilemas, las tensiones e interrogantes que se despiertan. 

Cerrando el recorrido y habiendo posado nuestra mirada sobre una serie de tópicos que van tejiendo la trama del Taller de Aplicaciones para las Aulas del Futuro, nos parece importante recuperar la idea central de esta experiencia: hacer foco en las prácticas pedagógicas que se ven potenciadas por una inclusión de tecnología dotada de sentido. Los invitamos a sumergirse en este recorrido apasionante y experimentar diferentes maneras de “hacer con TIC”.

Bibliografía
Bruner J. (1997) La educación, puerta de la cultura. Madrid: Visor
Camillioni, A. (2010) “La evaluación de trabajos elaborados en grupo” , en “La evaluación significativa” . Buenos Aires: Paidós.
Perkins D. (2010): El aprendizaje pleno: principios para transformar la educación. Paidós.
Schwartzman, G.; Tarasow, F.; Trech, M. (2015) "Dispositivos tecnopedagógicos en línea: medios interactivos para aprender". En García, J.M. y Rabajoli, G. (comps.) Aprendizaje abierto y aprendizaje flexible: más allá de formatos y espacios tradicionales. ANEP-Ceibal, Montevideo, 2015. Disponible en: http://www.anep.edu.uy/
Spiegel, A (2006) Planificando clases interesantes. Itinerarios para combinar recursos didácticos. Cap. 2. “La composición de clases potentes y posibles” Ediciones Novedades Educativas.

 

Licencia

Creative Commons License
El texto de 'El Taller de Aplicaciones para las Aulas del Futuro: Miradas para repensar la inclusión genuina de tecnologías.' de Corina Rogovsky se encuentra bajo licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Trabajo disponible en:
http://www.pent.org.ar/institucional/publicaciones/taller-aplicaciones-para-aulas-del-futuro-miradas-para-repensar-inclusio.